lunes, 5 de octubre de 2009

Tradición familiar


A mis lectores de Twitter suelo inflingirles cierta tortura culinaria para ellos este post.


Las @Malas somos @Malas por via matrilineal, no sé qué dirá el amigo Levi Strauss de esta conformación parental pero nosotras la sentimos así. Todo surge cuando un tano emigrado de Scarnafigi se casó con una tana emigrade de Cosenza... a finales del SXIX...

Mi @Malabisabuela da origen a este clan, seguida por mi @Malabuela y sus hijas que son mis @Malasprimas ... las hijas de los hombres de la familia no ingresan al clan.Eso es ley.

Una de las tradiciones familiares, compartidas con tantos de los tanos en Argentina, son los ñoquis de los 29 de cada mes, todas compartimos la misma receta, algunas la siguen al pie de la letra yo no.

Para hacer unos buenos ñoquis del 29 hacen falta tener por cada medio kilo de papas un huevo y harina común. A las papas yo las meto a la olla a presión, con muy poquita agua y cáscara, para que no se humedezcan demasiado, cuando están frias las pelo y hago un puré con ellas, después (y aqui está mi modificación) les coloco una yema por cada medio kilo, salpimento a gusto (qué tal @superchocolatex !) y voy enharinando a demanda hasta que el choricito se deje de pegotear en la mesada. Ahi se los corta y después alguna @Malahija los va pasando por la maderita que los convierte en verdadeors ñoquis, con forma de ñoquis. Cuando en la mesa hay comensales bebés hacemos unos bien chiquitititos exclusivos para ellos.

Una salsa de tomates tranquila, tomates, aceite de oliva, unos ajitos y ya... todo bien!

Bajo del plato un billetón de alto voltaje para los que trabajan y para los chicos monedas... Así aseguramos nuestra supervivencia hasta el próximo mes.

Ahora @chucchi no hay excusa!

8 comentarios:

Chuchinga dijo...

Me niego. Rotundamente, me niego.
Sólo comeré esta exquisitez que describís, si voy y me siento a tu mesa un 29.
En mi defensa debo decir que mi ascendencia es asturiana, y zafo de toda la tradición (me tocan otras....)
Además estoy creando una nueva costumbre, y se llama ñoquis de blancaflor, comprás la bolsita y los niños -anque marido- los hacen. Si están entusiastas hacen 2 paq. y los ponemos en el freezer... :P
Celebro este posteo.
Te mando un abrazo.

Daniela dijo...

En mi casa desde que murió la vieja, no se hacen más ñoquis,porque su receta magistral se fue con ella y no sabés como extraño ese gusto. Es un legado de las mujeres familiares, totalmente de acuerdo

Tiburina dijo...

La verdad es que no sé hacer ñoquis, nunca hice peeeero, con esto a lo mejor me nimo, si hago te cuento. ;)

Lic. Iris Fernández dijo...

Nunca le puse huevo a los ñoquis de papa (sí a los de ricotta). Así que hoy voy a tener que hacer ñoquis con tu receta, si no, me voy a quedar con la intriga de saber cómo salen...

Malamadre dijo...

YA no tienen excusas para no comer ñoquis los 29!!
Iris: ya vas a ver que te van a salir herrrrrrrrrrrmososs

Fernando Arocena dijo...

La salsa de tomate, Malamadre, con tomates frescos, sacándoles la piel y cortados en cubitos? Estoy tratando de dominar aunque sea un elemento de la cocina y vengo probando variantes de la pomodoro... con hierbas, agregando leche o agua, con cebollas, con y sin pimientos... háblame oráculo, que mis noquis esperan en su blanca desnudez.

Malamadre dijo...

Fernando:
Baña a tus ñoquis con una salsita asi:
Receta de una salsa tranquila

Tranquilamente en la verdulería elegite los tomates más rojos, más sonrientes, con la piel sanita y gloriosa. Los redondos son los que más me gustan a mi porque su sonrisa es asiiiiiiiii de amplia.
Tranquilamente en la cocina lavalos y haceles unos tajitos en la piel marcando sus cuartos, ellos se entregaran mansamente en tus manos. Asi, tranquilamente, ponelos en una olla con agua hirviendo. No te aflijas que a los tomates les gusta bañarse con agua bien caliente. Un par de minutos después tranquilamente les sacas la piel y ya los podes cortar en cubitos y retirarles las semillas.
Tranquilamente los pones en una ollita con un chorrito de aceite de oliva, un par de afrosidíacos ajos (enteros) y sal y azúcar en igual proporción. Fuego bajito y tapa en la ollita.
A los tomates sonrientes hay que vigilarlos en su metamorfosis a salsa... cuando sean una crema estarán listos para orgásmicamente cubrir la desnudez de tus ñoquis...

Fernando Arocena dijo...

no veo la hora de que se haga sábado para probarlo. no sos la penelope cruz de Las mujeres arriba, no? no, ella era malaesposa no malamadre, forget it.

(BTW: solamente me niego a sacarle las semillas, eso sí que no)