domingo, 18 de abril de 2010

Dios!

Un dia martes, camino tranquila rumbo al colegio. Me lleno de Salta, por los ojos, por los poros, por los pulmones... absorbo de ella lo más que puedo antes de encerrarme en esa casona a lidiar con @monstruos y conjugaciones.
Antes de llegar a la 25, ahi justo enfrente del Pare de Sufrir, un frutero mira a un loquito sentado en un umbral.
Miro al loquito.
Tiene un pedazo de pan en la mano.
Tiene un pedazo de pan en la mano y lo agarra como si fuera un celular.
Tiene un pedazo de pan en la mano y lo agarra como si fuera un celular y teclea.
Teclea.
Dejo de caminar y vuelvo a mirar.
El loco tiene un pedazo de pan en la mano y lo agarra como si fuera un celular y teclea un mensaje.

-¿ Qué haces? - le digo.

El loco me mira y me blanquea los ojos diciendo:

-Le escribo a Dios ¡silencio!

El frutero y yo.
El frutero y yo quedamos en silencio.
El frutero y yo quedamos en silencio esperando que el loquito tenga señal.

5 comentarios:

Eduardo dijo...

chuuu... que historia. eso es un golpe a la razón. muy buenas tus historias. xD

Malamadre dijo...

Gracias!

Gustavo Faigenbaum dijo...

Estimada Malamadre,

Nos gustaria comunicarnos con vos para publicar contenido de tu blog.
Si te interesa por favor envianos un mail a autores@oblogo.com

Muchas gracias y quedamos en contacto,

Gustavo Faigenbaum
Oblogo-Contenido

Princesa Adora dijo...

Holis, tenés talento para contar, eh! y pienso igual qué vos en algunas cosas parece. Me encantaría algún aporte tuyo para mi blog /(es super nuevito) www.casadayahora.blogspot.com
Gracias!!!
Princesa Adora

el arca de noelia dijo...

Wow.

Lo amé.