sábado, 11 de septiembre de 2010

Eso sin vocación no se hace

Hoy es el dia del maestro, yo no soy sarmientina pero soy docente, el eurocéntrico aquel no me agrada pero creo en la escuela obligatoria, pública y gratuita. En eso sí creo.
Al parecer en el imaginario social la Seño por vocación es una especie extinta. Vengo a disipar ese fantasma.
Les puedo contar sobre la Seño Noemí, tiene la misma edad que yo, y es la Directora, Vicedirectora, Señorita de Inicial, EGB1, EGB2 , EGB3 y Ordenanza de una escuelita del interior de mi provincia. La Noemí es la única responsable por esa escuela que tiene 42 estudiantes, ella hace toda la tarea administrativa, toda la tarea docente, hace toda la limpieza, hace la copa de leche y como no tienen agua corriente es la aguatera tambien. La Seño Noemí no se puede enfermar porque si ella no está en la Escuela no hay Escuela. El transporte público no llega hasta la Escuela así que la Noemí se baja en la ruta con los bidones de agua y le ruega a Santa Rosa que aparezca alguien que la acerque hasta la Escuela. Hace un par de semanas la Seño Noemí estaba con faringitis y fué igual a la Escuela, se desmayó por la fiebre y una de sus estudiantes del 7º llamó a su casa avisando (obviamente ahi SI hay señal!), su hermana Nelly salió a las chapas a buscarla ... dos dias en cama y de vuelta a la Escuela. Eso sin vocación no se hace.
Tambien les podría contar sobre la Seño Sandra que para llegar a la escuelita en la que trabaja y vive tiene que cruzar a Bolivia y volver a entrar... una vez de nuevo en la Argentina tiene 15 horas en mula hasta llegar. Ella "baja" a la ciudad dos veces al año: para las vacaciones de invierno y cuando terminan las clases.Eso sin vocación no se hace.
¿Cómo olvidarme el Profe Claudio? (ah, si... las nenas son seños y los nenes son profes...) Director de la Escuela de Alumbre, dueño de mi más absoluta admiración. Amigo, compañero de sueños y de logros. 79 chicos van a su Escuela Albergue, no he visto comedor más limpio, más ordenado y más alegre! Nunca voy a olvidar que cuando lo visité en su escuela me llevó a los trotes, contentísimo, cerro abajo hasta una piecita de 2x1 con una cortina pesadísima y me dijo: "Mira lo que conseguí!!!! Yo, aturdida por el viento miré adentro y sólo vi a 12 gallinas ponedoras, gordas y soberbias que me miraban orgullosas. ¿Gallinas? - dije- "Siiii se adaptaron al clima y a la altura, eran 18 y quedaron estas ¿te das cuenta? cuando entren en postura voy a tener una docena de huevos por dia para el comedor!! ¿te das cuenta?" No, no me habia dado cuenta de lo que significa en medio de la cordillera para una escuela albergue una docena de huevos... Eso, sin vocación no se hace.
Ahora me acuerdo del Mario... el maestro del hito 1... a él le enseñé a recargar sus cartuchos de tinta y le regalé la cama de recarga para que sus cartuchitos no se sequen hasta que alguien baje a traerlos... Un geek en medio de la nada, eso es el Mario (espero que ya haya podido actualizar las máquinas... tenia Celeron la ultima vez que lo vi)Eso sin vocación no se hace.
Toda la vida le agradeceré a la Señorita Panchita (nosotros no las llamabamos "seño") por haberme enseñado a leer ya escribir, por haberme permitido jugar con mis cartones de sílabas formando palabras nuevas, por haberme bancado mis fugas del grado, mis peleas, mis enfermedades... pero sobretodo por mi lectoescritura. Eso sin vocación no se hace.

3 comentarios:

Mañosa dijo...

Feliz día atrasado, Seño Malamadre!

Cuántos ejemplos!

Besos

D

Chuchinga dijo...

Por favor, querida amiga si llega a ver pronto a cualquiera de estos héroes que menciona, les entrega mi más caluroso saludo junto con mi admiración y respeto.
Por aquí tenemos otros tantos, también anónimos y con las mismas "mañas" que los suyos...
Qué orgullo tener colegas de esos, carajo!
Un abrazo.

Malamadre dijo...

Chuchinga: Así lo haré.