domingo, 20 de septiembre de 2009

Causa de la muerte: aborto clandestino

Escribo este poste movida por la furia. No sé si será literariamente correcto, estéticamente bello, discursivamente ocurrente...
Laura tenía 30 años, cuatro hijos, un marido enfermo de tuberculosis resistente.... y ha muerto.
Las puta madre... la Laura está muerta....
Ella era la señora de mi antiguo verdulero, sus hijos herederos naturales de la ropa que mis hijos dejaron al crecer, Laurita la nena más chica se crió con la ropita de @Malosmellizos...
Causa de la muerte: aborto clandestino. A los detalles mejor olvidarlos, yo sólo puedo ver que la vida de una mujer de 30 años terminó, que su marido enfermo ni llorar puede, que sus cuatro hijos no entienden nada... que esa mujer no pudo decidir libremente sobre su cuerpo por pobre. Saquémonos la careta... la que tiene el dinero necesario se interna en una clínica a las nueve de la noche y se retira antes de las 7 de la mañana... ascepticamente realizado, cuidadosamente realizado... y las pobres? nada ... ellas acuden a recetas caseras, a curanderas, parteras y medicación de contrabando ... ¿es justo?

"Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir"

En la memoria de Laura

3 comentarios:

Vani 34 dijo...

Cuantas muertes evitables..... cuanta verdad en cada una de tus palabras!!!!

Laura Cambra dijo...

No, no es justo.
Es terrible que la ley vigente termine empujándote a someterte a prácticas que atentan contra tu vida.
Es terrible que te obliguen a algo, que no te dejen decidir.
Soy partidaria del aborto despenalizado y libre. Y de la educación que te permite planificar tu familia y, en el caso de un embarazo no deseado, elegir si continuarlo o no.
Y una vez que se despenalice, que el Estado y la iglesia hagan todas las campañas contra el aborto que se les ocurran.

LauraRisso dijo...

No es justo, coincido con Laura.
Mami, tu blog me hace putear a cada rato!
Y esta mierda se repite tanto acá en Charata como allá en Salta.
Cuando leo siento que se rompe un pedacito de mi integridad como persona, y hay quienes ni se inmutan.
Voy a hacer un minuto de silencio por esta mujer.
Un beso.