martes, 24 de febrero de 2009

Martes de chaya


Mis hijos miran recocijados el carnaval de Venecia por televisión y caigo en la cuenta de que hoy es Martes de Carnaval!
Las costumbres andinas me señalan que hoy debo chayar mi hogar, mi negocio, mi camioneta, mi familia... entre tanto sufrimiento casi me olvido!
Preparo mi lista de compras. Son las siete y media tengo tiempo todavía.


  • Carbones para sahumerio.

  • Sahumerio preparado.

  • Cerveza

  • Confites de anis

  • Misturita (es ese papel picado de papel de seda)

  • Naranjas

Prepararé un rico cóctel de naranjas y ese aguardiente que me compré para estas celebraciones. Bien fresquito, bien fuerte. Encenderé los carbocitos en mi ollita de barro ceremonial (si, tengo una) poco a poco sahumaré mi casa desde el fondo hacia el frente. En una mano la ollita humeante y en la otra una botella de cerveza. Cada rincón de la casa quedará perfumado, cada rincón de la casa recibirá su trago de cerveza y un poco de la alegría de la misturita. Una vez sahumada la casa, me trasladaré al negocio, ahi mucha cerveza para que la Pachita sea generosa con nosotros, bajo la caja, bajo las mesas de trabajo, en la puerta... en la puerta azúcar, disimuladamente en la vereda desparramaré azuquita en todas las direcciones para que la felicidad venga de todas partes a mi casa y mi negocio. Una vez sahumado el negocio le tocará a la camioneta, ella recibirá su parte de cerveza y mistura, para que la Pacha la cuide mientras nos traslade...


Seguramente después comeremos algo, bailaremos quizás, antes de las doce de la noche, tributaré a mi Pacha los carboncitos con el resto del sahumerio, le daré una buena cantidad de hojitas de coca, un cigarrito, un buen trago de aguardiente, en un pocito abierto en su vientre, con buena tierra lo taparé, mientras a los cuatro puntos cardinales arroje los confites de anis. Pidiéndole a la Pachamama generosidad en el trabajo, consecucion en los proyectos, que el dinero no falte, que la salud para la familia sea constante , felicidad para todos... Pachita, mamita cuidame ... Pachita, mamita protegeme, Pachita, mamita abrigame... Pachita, mamita...

La foto es de Eduardo Las Heras www.eduardolasheras.espacioblog.com

10 comentarios:

vinchapita dijo...

cómo extraño estas celebraciones, y los enterramientos que solíamos hacer.
creo que voy a salir a tirar cerveza a la vereda, es todo lo que esta ciudad me permite (y encima es tardísimo y no tengo elementos)
sahumerio y birra.
hoy toca.

Eduardo dijo...

Gracias Malamadre por tan buena chaya, que la Pacha Mama proteja tu hogar y haga abundantes tus negocios. Que la alegría del Carnaval tiña de luz todos los días de este año.

marta dijo...

no tenìa idea de que de la existencia de tu blog, felicitaciones, me gustò mucho. Escribe màs frecuentemente, transmites un calor familiar delicioso.

Chuchinga dijo...

Qué suerte te acordaste!!!!
Mirá si se te escapaba la posibilidad de obtener tantos beneficios!!! ;)
Te dejo abrazo.

M. (Una Ramera) dijo...

¡Me encantó! ¡Nunca hice algo así pero me hiciste verlo e imaginarlo y creerlo!

Justamente mi novio está haciendo una película sobre La Salamanca, y está meta investigar por todos lados, le voy a decr que se pase por aquí

Bes

alvaro dijo...

Bien. Para no ser menos con Canutillos y AtilioPrincesa vamos a sahumar esta noche mi casa con rico perfume de asado y tomaremos traguitos de fernet en el proceso, algun vino quizás para darle variedad a la cosa.

guiye dijo...

malamadre, debo confesar que tu admiración frente a una situación que te parece, justamente, extraña no conlleva una buena apreciación por mi parte, no soy pesimista, ni ateo, ni agnóstico (me robo esta palabra aunque poco sé de su signidicado) y es que estos tres conceptos que se devienen en lujurias de la mente, son tres conceptos fundamentales que me permiten vivir y hacer que todo sea realmente maravilloso. No me sorprendo ante una buena actitud, al contrario me sorprenden las MALAS actitudes, y no es que tenga que ser así, mi forma de ser o de ver la vida es eso, justamente, una forma adoptada, creída ( es mi religión, por eso no soy agnóstico) Creo en la pacha ( por eso tampoco soy ateo), mi diosa protectora, y aunque me olvido de tributarle los días establecidos, siempre la tributo y la recuerdo, de alguna otra forma.

Malamadre dijo...

Guiye:
En primer lugar sos un jodido. En segundo: yo soy esceptica, lucho minuto a minuto contra la desilusión que me provoca la humanidad por eso me asombro cuando algo bueno pasa. Nada más eso, una cuestión de supervivencia.
Nunca voy a olvidar las hojitas de coca que me diste donde nos conocimos... a minutos de conocernos.La Pacha a nosotros nos une, ¿verdad?

Blowe dijo...

Ganas de estar ahí me dieron...bueno, nunca se sabe.

Abrazote.

PerSe dijo...

solo para molestarte!!! muejejejej